Uncategorized

Hola patuxmig@s!

Ayer pude ver en la prensa provincial, concretamente en Lanzadigital, la visita que realizaron políticos regionales a una empresa de embutidos muy conocida con motivo de la ampliación de sus instalaciones. Empresa radicada en la provincia de Ciudad Real. Se trataba de una ampliación muy importante lo que conlleva mayor producción, más empleos y por ende nuestros políticos no dejan pasar la oportunidad de salir en la foto.

Pero no es ése el motivo de este post.  El motivo es la reflexión a la que me lleva la foto que acompañaba el artículo y que os adjunto. Resulta que para visitar la fábrica nuestros representantes políticos han debido ponerse unos cubre calzados por asepsia e higiene. ¿Cómo pasar a una empresa cárnica con la suciedad de la calle que llevan los zapatos?. La legislación alimentaria obliga a colocarse esos cubre calzados al igual que a nadie se le ocurriría pasar a un quirófano sin esa protección.

¡No lo entiendo!. Protegemos las empresas alimentarias y los quirófanos y no protegemos lo que más valoramos y queremos: nuestro hogar, nuestro hogar donde residen nuestros pequeños que tocan cualquier cosa y se lo llevan a la boca. Cómo es posible que con naturalidad llevemos los zapatos que han pisado la calle en donde nuestros convecinos más insolidarios esputan y no recogen las cacas de sus mascotas. Pasamos a aseos de cafeterías donde nuestros maleducados congéneres dejan los suelos como pocilgas de cerdos y con esos mismos zapatos que ha pisado semejantes sitios transportamos  los gérmenes a nuestro hogar. Para eso, entre otras cosas, ideé mis cubre calzados Patux.

Hasta la próxima patuxmig@s!